urna biombo

Innovaciones, inclusión, seguridad y transparencia caracterizan a los comicios de febrero de 2017 en Ecuador.

Compartir

Junto a cada uno de los actores que conforman el sistema político electoral, nos unen aspectos y valores democráticos, para contar con una sociedad que tenga las efectivas garantías en el ejercicio de su derecho al sufragio.

Dr. Juan Pablo Pozo Bahamonde, Presidente del Consejo Nacional Electoral.

Cada proceso en Ecuador representa la posibilidad desde nuestra institución de aportar a la democracia, con las lecciones aprendidas y con el mejoramiento continuo de las prácticas electorales. Con estos principios, hoy existe un importante camino recorrido para el 19 de febrero de 2017, donde se elegirá al próximo Presidente/a y Vicepresidente/a, 137 Asambleístas y 5 Parlamentarios Andinos; y durante la realización de la Consulta Popular sobre Paraísos Fiscales, luego de haber cumplido con los pasos previos a nivel constitucional y normativo.

Al momento, no existe un solo día de retraso en el cumplimiento del cronograma regresivo y existen hitos que han distinguido a las Elecciones Generales de 2017 desde cuatro aspectos fundamentales: innovaciones, inclusión, seguridad y transparencia.

urna biombo 2

Con optimización e innovación aprobamos los documentos electorales, papeletas y el diseño de urna – biombo, para las Elecciones Generales del 2017. Al respecto, decidimos que el Instituto Geográfico Militar (IGM), se encargue de la elaboración de las papeletas y los documentos electorales para los próximos comicios.

La experiencia del IGM tiene su base en la impresión masiva y de alta calidad en materiales electorales; y también cuentan con un Plan de Contingencia, stock de material necesario y Software de Seguridad, que es certificado por la casa de la moneda a nivel mundial.

Las importantes innovaciones, que fueron planificadas con principios de optimización y austeridad, hoy aportan al mejoramiento continuo de las prácticas electorales. Por su parte, cada uno de los documentos electorales, aportará a facilitar y agilizar el sufragio.

Otra de las importantes características de los próximos comicios es la inclusión a partir del Voto en Casa –programa que es ejemplo para otras naciones-, donde participarán 883 personas mayores de 65 años y con discapacidad física superior al 75%; la votación por género y no por sexo; el incentivo al voto facultativo de personas entre 16 y 18 años, así como personas adultas mayores; y el sufragio desde los asilos, como un proyecto piloto.

Es importante precisar que el CNE asumió la importancia de llevar la bandera de procesos democráticos con igualdad y desde la diversidad de actores. Al respecto, existen algunos avances importantes en el reconocimiento a través de la legislación vigente mediante la Ley Orgánica de Gestión de la Identidad y Datos Civiles (2016), que en su artículo 94, se refiere a la autodeterminación de la persona para sustituir el campo sexo por el de género que puede ser: masculino o femenino. En las próximas Elecciones, 271 personas podrán votar por su género, por primera vez.

Con respecto a la seguridad, destacamos que desde Guayaquil, el 22 de diciembre, realizamos la apertura e instalación de la Mesa Nacional de Seguridad Electoral; que integra un plan durante todas las fases del proceso: pre-electoral, electoral y post-electoral. Igualmente, aporta a la seguridad en el traslado y custodia del paquete electoral, kit técnico. Así como la custodia y seguridad en los centros de procesamiento de resultados y recintos electorales; así como en el cumplimiento de un Plan de Contingencia, considerando niveles en la gestión de riesgos que permitan la toma de decisiones a nivel descentralizado en la etapa electoral.

En este importante contexto, quisiera hacer referencia al Presidente del Instituto Nacional Electoral de México, Lorenzo Córdova Vianello, durante la inauguración, durante el 2015, del Curso Interamericano de Elecciones y Democracia con el tema “Democracia y violencia: de los antiguos a los nuevos desafíos en América Latina”.

Precisamente se refería a cómo a lo largo del tiempo, y en dependencia de los contextos, se han venido modificando las principales preocupaciones y prioridades en el ámbito democrático de legisladores, autoridades y especialistas desde lo electoral. Hacía un recorrido interesante, porque al principio la debilidad de las todavía incipientes, nuevas y jóvenes instituciones democráticas; así como también de la incipiente competencia electoral, se relacionaba con regresiones autoritarias, e incluso, con los procesos de legalidad en torno a los procedimientos en las contiendas. Esto implicaba igualmente las garantías con respecto a la  importancia de la igualdad del voto y de la participación política de la ciudadanía. En todos los casos, se enfocaba a pensar en las libertades y seguridades de forma integral.

Me parece interesante hacer una referencia a lo que planteaba Córdova Vianello, porque es importante no solo referirnos en los espacios de articulación interinstitucional a las competencias normativas que tenemos entre nuestras entidades; sino a la responsabilidad que asumimos como ciudadanos y ciudadanas para garantizar de forma absoluta la voluntad de la gente.

Como autoridades electorales nos interesa debatir y trabajar de forma efectiva en la seguridad de las próximas elecciones. Y eso implica que aún, cuando la democracia regional y ecuatoriana, ha logrado consolidar derechos fundamentales para el ejercicio del sufragio; aún quedan retos para establecer condiciones justas y seguras. Por eso nos interesa trabajar de forma articulada, con compromisos colectivos y con responsabilidades compartidas.

proceso electoral

Cada una de las acciones que mostramos al país, refleja los avances en Ecuador para entender y garantizar, de forma integral, la transparencia en las próximas elecciones.

En ese sentido, como institución electoral estamos cumpliendo con las  propuestas y demandas de todos los actores que conforman el sistema político electoral en los siguientes ámbitos:

  • Eliminamos las Juntas Intermedias de Escrutinio (JIES) y la no utilización de Voto Electrónico para las Elecciones Generales de 2017.
  • Decidimos que estudiantes universitarios encabecen la selección de los Miembros de las Juntas Receptoras del Voto a nivel nacional.
  • Contamos hoy con un sistema de escrutinio que ha sido elaborado por nuestros propios técnicos y que ha fortalecido el eje de soberanía electoral.
  • Obtuvimos en el 2016 la Certificación en la Especificación Técnica ISO/TS 17582; dirigida a los organismos que promueven eficiencia, efectividad y gestión de todo el ciclo electoral con servicios confiables y transparentes; y hoy esperamos impulsar a nivel nacional.
  • Lideramos como Ecuador la nómina de países que acogen recomendaciones de las misiones de Observación de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
  • Habilitamos un Centro de Mando y Control Electoral, que inauguramos el 17 de octubre, y donde están las áreas sustantivas del CNE en el ámbito de la participación política.
  • Contamos con un “Plan General de Seguimiento y Auditorías Electoral para las Elecciones Generales 2017”; pues cada una de las fases pre-electoral, electoral y post electoral hacia las Elecciones Generales del 2017 son auditables con la participación de organizaciones políticas.
  • Con éxito realizamos pruebas técnicas a nivel territorial sobre la funcionalidad del sistema de escrutinio.
  • Impulsamos Consejos Consultivos junto a las organizaciones políticas y diálogos con autoridades a nivel nacional y en territorio.
  • Garantizamos avances técnicos que incluye hitos como los siguientes: el 74% de los electores que constan en el registro tendrán un padrón fotográfico; y el Certificado de Votación contará con la fotografía de electores.

Víctor Hugo, poeta, dramaturgo y novelista dijo: “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad”. Hoy son tiempos de valientes y de oportunidades; por eso creo que nada de lo que hemos alcanzado hasta el momento, hubiera sido posible sin nuestras servidoras y servidores electorales, sin los equipos de trabajo que han logrado fortalecer todos los ejes estratégicos de la institución: 1) Procesos democráticos transparentes; 2) Soberanía Electoral; 3) Fortalecimiento institucional; 4) Fortalecimiento de organizaciones políticas; 5) Capacitación cívica y democrática y 6) CNE en el contexto Internacional.

Las acciones que promovemos nos permiten garantizar la decisión del pueblo ecuatoriano mediante su ejercicio del derecho al sufragio; para lo cual ponemos todos nuestros esfuerzos día a día. Al respecto, las Elecciones Generales del 2017 se fundamentan en un proceso absolutamente técnico y transparente; por tanto, lo asumimos con responsabilidad, para estar a la altura de la calidad de la democracia que nos exige Ecuador.

*El artículo ha sido publicado por la Revista Institucional de circulación en el Consejo Nacional Electoral.

Compartir